• Elige tus productos
  • Págalos en la web
  • Tu pedido entre 24/48h
  • Envío gratis a partir de 25€ de compra
  • Atención al cliente +34 961 414 235
Swipe to the left

¡Somos diferentes!

¡Somos diferentes!
29 de enero de 2018 0 comentarios

Efectivamente, somos diferentes. No envejecen igual los hombres que las mujeres, no come igual un niño de 8 años que un adulto de 40, no tiene la misma resistencia física un joven de 25 que un senior de 58, no canta igual un roquero que un barítono, no juega igual un defensa que un delantero. ¿Somos diferentes, no?

¿Y por qué entonces no adoptamos esos mismos criterios diferenciales en el cuidado de nuestra piel? ¿Deben limpiar la piel de la misma forma una persona con piel grasa que una más propensa a las manchas, o un joven con tendencia acneica que un adulto con una piel sensible o rugosa? Sería lógico pensar que no y, sin embargo, tradicionalmente se han utilizado los mismos tipos de productos.

Poco a poco la investigación nos va enseñando la importancia del cuidado de la piel y es por esa razón que, desde Laboratorios Sesderma, ya hace años que escuchamos la piel de nuestros pacientes y los tratamos de manera prácticamente individualizada. Esas diferencias en los tipos de piel son clave también para poder mantener una piel hermosa sin renunciar a su propia tipología.

Por esa razón Sesderma ha lanzado recientmente Sensyses, un gama realmente revolucionaria, ya que se trata de un tratamiento limpiador adaptado a los diferentes tipos de piel. Existe uno indicado para cada tipo de piel: uno para más grasas, otro para pieles con tendencia al acné, otro para pieles escamosas o con rojeces, otro para pieles apagadas... Con esta gama de productos, Sesderma ha buscado estar presente en cada tipo de piel en un momento de máxima importancia para nuestra piel: su limpieza.

Y es que los productos de Sesderma, como Sensyses respetan el pH de la piel para que no resulten irritantes ni provoquen reacciones alérgicas, entre otras razones porque no contienen alcohol. La limpieza facial es importantísima, pero recuerda: ¡somos diferentes!