• Elige tus productos
  • Págalos en la web
  • Tu pedido entre 24/48h
  • Envío gratis a partir de 25€ de compra
  • Atención al cliente +34 961 414 235
Swipe to the left

Renueva tu piel

Renueva tu piel
11 de septiembre de 2017 0 comentarios

La palabra “peeling” no debe asustarnos, más bien al contrario: significa descamación o exfoliación, es decir una renovación de la piel. Un peeling emplea sustancias químicas y físicas que eliminan capas de la piel de forma controlada y limitada y renuevan la piel, dejándola más luminosa, más limpia, uniforme y elástica.

¿Quién no conoce la historia de Cleopatra bañándose en una piscina de leche de burra fermentada para mejorar el aspecto de su piel? ¿Estaríamos hablando del primer peeling?

Ya en el siglo XX el peeling se generalizó como uno de los tratamientos de belleza (y también de salud) más eficaces. Sus resultados han sido realmente extraordinarios, especialmente en lo que se refiere a:

  • Reducción de las arrugas finas alrededor de los ojos y la boca.
  • Tratamiento de las arrugas producidas por el sol y la edad.
  • Mejora el aspecto de las cicatrices pequeñas.
  • Mejora la calidad de la piel con tendencia acneica, recuperando una secreción correcta de grasa.
  • Disminuye las manchas propias de la edad, el embarazo, etc.
  • Mejora el aspecto y textura de la piel.
  • Mejora y recupera la hidratación de la piel.
  • Recupera la luminosidad y salud de la piel.

Aunque todos los peelings se basan en el mismo concepto (renovar la piel), no todos actúan a la misma profundidad. El peeling puede ser:

- Superficial: produce una destrucción del estrato córneo y parcial de la epidermis.

- Medio: provoca una destrucción total de la epidermis y total o parcial de la dermis papilar.

- Profundo: destrucción total de la epidermis y de la dermis hasta el estrato reticular medio.

Uno de los peelings más potentes es el que se basa en el fenol. Mediderma dispone de uno, Nomelan Fenol (combina fenol y TCA (ácido tricloroacético), indicado especialmente para el rejuvenecimiento facial, las cicatrices de acné y las manchas. Este peeling se puede aplicar en consulta y sin sedación. Tras aplicar un peeling, siempre protegeremos nuestra piel del sol con un buen protector solar, en cualquier época del año pero seremos especialmente cautos en verano.

Es importante saber que a los 2-3 días se aprecia una exfoliación de la piel que se mantiene durante aproximadamente unos cuatro días más. La frecuencia ideal de aplicación es de tres o cuatro peelings separados por entre 21 y 30 días.

Los resultados de este peeling son visibles a los 7 días: piel renovada y luminosa, más firme y de un color y textura homogéneos.