• Elige tus productos
  • Págalos en la web
  • Envío gratis a partir de 25€ de compra
  • Atención al cliente +34 961 414 235
Swipe to the left

¿Qué es la xerosis? Causas y tratamiento

¿Qué es la xerosis? Causas y tratamiento
25 de junio de 2019 0 comentarios

Sabemos que existen diferentes tipos de piel; seca, normal, mixta y grasa. Y que cada una ellas presentan diferentes necesidades que hacen necesario el uso de productos específicos para su cuidado diario.

Hoy queremos abordar un tipo de piel en concreto, la piel seca o Xerosis cutánea. La piel seca afecta tanto a la piel del rostro, acentuando más nuestras arrugas y líneas de expresión, como a la del resto del cuerpo convirtiéndose también en un problema estético de cara a la llegada del buen tiempo (nuestra piel no se encuentra en todo su esplendor).

La piel seca o Xerosis es un tipo de piel, y no hay que confundirla con la deshidratación. La deshidratación es un estado pasajero de nuestra piel provocado por diferentes factores (ambientales, frío extremo, cambios de temperatura) y que puede revertir con el uso de productos específicos. Es importante conocer la diferencia entre ambos porque podríamos tener la piel grasa y deshidratada al mismo tiempo. Y no serían efectivos los productos cosméticos para la piel seca (ya que estos contienen ingredientes más grasos que empeorarían el estado de nuestra piel y no aportarían la hidratación necesaria).


¿Qué es la xerosis en la piel y en qué consiste?

Xerosis es el término formal que se utiliza para denominar una piel seca. Una piel seca es una piel a la que le faltan componentes grasos (le falta grasa) y agua. Y puede presentar diferentes estados de sequedad en función de lo hidratada o no que este.

La piel seca no es preocupante en sí misma, aunque si llega a niveles extremos es recomendable consultar con un dermatólogo para descartar que no sea un síntoma de alguna otra patología.


Causas de la xerosis

¿Qué es lo que determina que tengamos la piel seca? La xerosis puede estar causada tanto por factores exógenos (externos) como endógenos (internos). Cuantos más factores nos afecten, más riesgo tendremos de aumentar la gravedad de la sequedad en nuestra piel. Los factores exógenos son los relacionados con el medioambiente; grado de humedad, temperatura, cambios bruscos de temperatura, polución etc. Y los factores internos, son factores genéticos que determinan nuestro tipo de piel.

Algunos estudios nos indican que la xerosis o piel seca aparece fundamentalmente por tres deficiencias:

  • Cuando la piel carece de lípidos u otros factores hidratantes naturales, puede llegar a secarse y dañarse.
  • Cuando tenemos un nivel de humedad reducido debido a un limitado número de acuaporinas (proteínas responsables de transportar el agua en las células).
  • O por una alteración de la función barrera cutanea.

xerosis


¿Cómo saber si tienes xerosis o piel seca?

Identificar si tu tipo de piel es seca o presenta xerosis no es difícil puesto que los síntomas son bastante molestos e incomodos; la piel presenta descamación, rojeces, sensación de tirantez y aspereza.

En los grados más leves o moderados la piel se nota tirante y áspera, pero si la sequedad va en aumento puede llegar a estar muy tirante, escamosa y cuarteada. Además, aparece el picor y estamos más expuestos a sufrir sensibilidad o reactividad.

Esta sensibilidad se debe entre otros motivos a un déficit de agua en nuestra piel, que causa sensación de tirantez, falta de elasticidad y aspereza a nivel superficial.

Otro signo evidente de la piel más seca es el engrosamiento de la capa más externa de la piel, esto se traduce en un estrato seco, inflexible y con posible estado de descamación.

Al estar la piel tirante, está más expuesta a una posible irritación y a la penetración de agentes sensibilizantes o irritantes, lo que puede provocar sensación de picor, una situación molesta que empeoramos con el rascado. Y entonces es cuando aparece la sensibilidad y reactividad. ¡Pero ojo! con esto no queremos decir que la sequedad sea la única causa para tener una piel sensible, ya que se dan muchos otros desencadenantes. (si te interesa saber más sobre piel sensible, lo encontrarás aquí.

Las zonas del rostro donde la xerosis suele aparecer con más frecuencia son principalmente mejillas, la zona del contorno de los ojos y los labios. Y en el cuerpo suele aparecer en los pies, las rodillas, espinillas y codos.


Cómo paliar la xerosis

Si tenemos la piel seca, debemos ser conscientes de que hay muchos factores que no vamos a poder controlar, como los relacionados con factores endógenos (internos). Pero si podemos influir sobre los exógenos o externos incluyendo hábitos más saludables en nuestro estilo de vida como, por ejemplo; ingerir un mínimo de 2 litros de agua diarios, evitar los cambios bruscos de temperatura, evitar duchas con agua muy caliente o baños prolongados y procurar unos cuidados básicos a nuestra piel escogiendo productos cosméticos que contenga los activos adecuados.

  • Activos reparadores de la capa cornea, que nos aporten ácidos grasos esenciales y refuercen la función barrera de nuestra piel, como los lípidos. Su objetivo es restaurar el equilibrio entre cantidad y calidad de los lípidos intercorneocitarios presentes en la capa hidrolipídica. De esta forma, estos lípidos serán capaces de unirse a moléculas de agua, lo que evitará su evaporación.
  • Activos hidratantes, humectantes que capten agua y la retengan en la epidermis (lo que conocemos como hidratación activa).
  • Activos oclusivos que formen un film en la superficie cutánea para evitar la evaporación de agua (hidratación pasiva) y activos hidrocaptores que actúan reteniendo el agua que se encuentra en la piel, lo que impide su perdida.


Productos Sesderma para mejorar la xerosis o piel seca.

Uno de los factores que hacen de Sesderma un laboratorio puntero es que escucha la piel de las personas y con ello, formula una amplia variedad de productos adaptados a las necesidades de los diferentes tipos de piel. Y, como no podría ser de otra manera, para la xerosis o piel seca disponemos de una selección de productos efectivos, para los diferentes casos. Aquí os dejamos una pequeña guía.

Si tienes la piel ligeramente seca, la colección Hidraderm aporta hidratación a base de extractos de avena y activos que aumentan el factor natural de hidratación. La recomendamos para todo tipo de piel. Es hidratación básica, pero nos va a ayudar a recuperar el confort inmediato en la piel. La línea se compone de varios productos: para la limpieza diaria tenemos la leche limpiadora (Hidarderm leche limpiadora) y el tónico facial (Hidraderm Agua de Avena y Rosas). Para el rostro Hidraderm Crema facial y un protector labial (Hidraderm protector labial), para las manos Hidraderm crema de manos, y para la ducha diaria, el gel de baño (Hidraderm gel de baño) y la leche corporal (Hidraderm leche corporal).

Para pieles secas y con cierta sensibilidad contamos con nuestra colección Hidraloe. Un básico en cualquier neceser. Formulada con zumo de aloe orgánico, aporta hidratación, calma y regenera la piel. En el interior de las hojas de Aloe Vera hay un gel rico en nutrientes y con un 96% de agua. Además, el Aloe Vera es un regenerador celular, por lo que se utiliza en múltiples afecciones con resultados muy positivos: quemaduras, ampollas, picaduras de insectos, reacciones alérgicas, escoceduras e irritaciones, urticaria, etc.

Como en el caso anterior Hidraloe ofrece un producto para cada necesidad. Para la limpieza facial, proponemos Hidraloe pan dermatológico, una pastilla sin jabón con ph neutro ideal para pieles intolerantes al jabón. Para el cuidado facial contamos con Hidraloe contorno de ojos e Hidraloe crema facial hidratante. Incluso puedes usarla para el cuidado de las pieles inmaduras de los bebés. Para el cuidado corporal: Hidraloe champú, Hidraloe gel de baño, Hidraloe leche corporal e Hidraloe gel de Aloe (recomendado para después de la exposición solar y tras la práctica de deportes de invierno. Ideal para después del afeitado y la depilación, ya que alivia rápidamente la piel).

Para las pieles que presenten mayor grado de sequedad contamos con la colección Hidraderm Hyal, que está formulada a base de 3 tipos de ácido hialurónico, de diferentes pesos moleculares. Aportar ácido hialurónico es la forma más natural y sencilla de hidratar la piel, aumentando su contenido en agua, así como para prevenir y tratar el envejecimiento. El ácido hialurónico es una molécula cuyo gran tamaño le impide penetrar a capas más profundas de la piel. Por eso en Sesderma utilizamos la combinación entre ácido hialurónico libre para hacer una acción a nivel superficial y liposomado encapsulado en liposomas para que pueda ser transportado y liberado a mayor profundidad. Esta colección cuenta con: Hidraderm Hyal liposomal serum, que permite una acción intensiva hidratante y antiedad y es apta para todo tipo de pieles, e Hidraderm Hyal crema facial que aporta una hidratación diaria facial incluso para las pieles más sensibles. HidradermHyal leche corporal para la hidratación diaria tras la ducha e HidradermHyal Repair esta potenciado con aceite de jojoba y aceite de almendras dulces, es una loción intensiva, hidratante y redensificante, indicada para aliviar la extrema delgadez, pérdida de elasticidad y fragilidad cutánea asociadas a la dermatoporosis y sequedad extrema. Favorece la redensificación de las pieles frágiles de los ancianos y personas que se hayan sometido a tratamientos agresivos médicos o cosméticos (como radioterapia).

xerosis

En el caso de pieles muy secas recomendamos la colección Uremol formulada con urea para calmar, aliviar y mejorar las pieles muy secas.

Su combinación de urea libre y liposomada cumple distintas funciones:

  • Urea libre: hidratación superficial a concentraciones bajas. Acción fijadora del agua superficial. Efecto descamativo, creando un suave efecto peeling que elimina las células muertas superficiales.
  • Urea liposomada: hidratación en las diferentes partes de la epidermis. Acción fijadora de agua en epidermis y dermis.

Esta colección se compone de: Uremol crema facial ultrahidratante, que calma, hidrata y repara. Contiene un 3% de urea libre y liposomada, ácido hialurónico, manteca de karité y ceramidas. Aporta ácidos grasos esenciales y repara la capa córnea de la piel. Y un producto para codos, rodillas y manos castigadas,Uremol20 crema ultrahidratante reparadora, que cuida la piel seca, áspera, descamativa y en pocos días se reducen las grietas y callosidades y la piel recupera la suavidad y la flexibilidad. Es ideal para cuando queremos destapar los pies o los brazos en verano y necesitamos medidas urgentes para reparar la piel seca y áspera.

Por último, Aposkin es nuestra propuesta cuando sumamos a la sequedad la preocupación por el envejecimiento. Este producto aumenta la síntesis de proteoglicanos (moléculas fijadoras de agua en la epidermis: ácido hialurónico), recupera la firmeza y elasticidad de la piel además de prevenir el daño oxidativo evitando la formación de arrugas.

En definitiva, con el producto adecuado una piel seca no tiene por qué ser un suplicio.

Reconcíliate con tu piel y disfruta de una piel perfecta este verano eligiendo el cuidado diario de Sesderma que mejor se adapte a tus necesidades.