• Elige tus productos
  • Págalos en la web
  • Tu pedido donde tú elijas en 48/72h
  • Envío gratis a partir de 25€ de compra
  • Atención al cliente +34 961 414 235
Swipe to the left

Mascarilla para la cara: un must en toda rutina

Mascarilla para la cara: un must en toda rutina
29 de noviembre de 2017 0 comentarios

¿Quieres preparar tu piel de cara a estas fiestas? ¡Las mascarillas serán tus aliadas en tu rutina de belleza! Mientras que en la exfoliación se tiene en cuenta el tamaño del grano (cuanto más grande más agresivo), dentro del mundo de las mascarillas para la cara hay un amplio abanico de posibilidades adaptadas a cada tipo de piel y necesidad, ¿quieres saber cuál es la más adecuada para ti?


Factores que afectan a la piel

Antes de escoger cualquier cosmético debemos pensar primero en cuáles son los factores, tanto externos como internos, que podrían estar afectando negativamente a nuestra piel y ponerle remedio si fuera posible. Algunos como el clima, los cambios de estación o la contaminación no se pueden evitar, pero existen otros factores externos que perjudican a nuestra piel y que sí tienen remedio como la exposición solar, el tabaquismo, la falta de sueño o la mala alimentación.

Si, por ejemplo, tienes un rostro cansado o con signos de fatiga por la falta de sueño deberás escoger mascarillas con activos energizantes y acción antiedad, o si, por otra parte, tu piel está castigada por el daño solar deberás escoger mascarillas para la cara que actúen sobre los radicales libres y potencien la función barrera de la piel.


¿Por qué debemos aplicarnos mascarillas?

Tras atender a los agentes externos, lo segundo que debemos preguntarnos es: ¿qué tipo de piel tengo? Grasa, mixta, seca, sensible, con rojeces, apagada… Y en base a ello elegir la mascarilla que más se adecue a nuestras necesidades.

Sin duda, las mascarillas para la cara son uno de esos productos must have en todo neceser ya que son un chute de activos ricos para la piel y la llenan de energía. Gracias a su formulación, consiguen actuar tanto en las capas externas como en las más profundas de la piel obteniendo un efecto nutritivo y revitalizante en profundidad.

Los principales beneficios de las mascarillas para la cara son:

  • Aportan luminosidad a la piel y le dan un aspecto saludable
  • Potencian la función barrera de la piel y la protegen de los factores externos
  • Actúan en profundidad limpiando, purificando, nutriendo e hidratando la piel
  • Mantienen la humedad en las capas más profundad


Tipos de mascarillas para la cara

Es cierto que hay tantísima variedad de mascarillas en el mercado que es casi imposible decantarse por una: texturas, colores, forma de aplicación, objetivos… pero no debemos guiarnos por las modas o el packaging, sino que debemos elegir la que realmente le haga falta a nuestra piel. ¿Qué tipos de mascarillas para la cara puedes encontrar?

  • Hidratantes: Si tienes la piel seca o con el frío se te reseca, las mascarillas para la cara hidratantes son tu mejor opción. Calman la tirantez, evitan que la piel pierda su humedad natural y ayudan a mejorar su aspecto.
  • Calmantes: Perfectas para las pieles más sensibles. Suelen ser también hidratantes, por lo que tratan la tirantez y reducen las rojeces.
  • Revitalizante: Su objetivo es estimular la capacidad de absorción de la piel. Están formuladas con activos ricos en sustancias humectantes que hacen que la piel luzca descansada y recupere su buen aspecto.
  • Purificante: Sirven para aportar luz e intensificar la limpieza semanal de cualquier piel, y ayudan a eliminar impurezas y controlar la segregación del sebo.
  • Exfoliante: Son mascarillas para la cara que incluyen pequeñas partículas que exfolian el rostro, arrastrando impurezas y pieles muertas. Por eso, una vez aplicadas sobre el cutis, se realiza un suave masaje en círculos que nos dejará la piel muy suave y libre de células muertas.


Mascarillas para la cara de Sesderma

Pero no solo las mascarillas se clasifican por sus activos, sino también por su textura. Hay mascarillas de papel, en forma de máscara, mascarillas en gel, mascarillas en crema, mascarillas de silicona… Cada una de ellas tiene sus particularidades y estarán dirigidas a un tipo concreto de piel.

En Sesderma trabajamos dos tipos de mascarillas para la cara: nuestras máscaras de Sesmedical (máscaras de papel impregnado) y las mascarillas en crema como la de CVIT (revitalizante), Salises (seborreguladora), Daeses (reafirmante antiedad) y Rosoil (regeneradora).

Las máscaras de Sesmedical están hechas 100% con matriz de polipropileno e impregnadas con una selección exclusiva de activos para cada indicación. En general, todas ellas aumentan la retención de agua en la capa córnea mejorando la hidratación y la elasticidad de la piel, son flexibles y adaptables a todo tipo de piel, y garantizan la perfecta oclusión de los activos. Tenemos cuatro tipos:

  • Hidratante: Hidrata la piel en profundidad unificando la textura y devolviéndole su elasticidad. Es apta para pieles irritadas o dañadas, consiguiendo un efecto alisador y atenuante de las arrugas.
  • Revitalizante: Revitaliza y unifica el tono de la piel proporcionándole luminosidad e hidratación instantánea. Protege la piel del daño causado por la exposición solar y otros factores ambientales
  • Reafirmante: Estira, reafirma y tensa la piel observándose tras su aplicación un efecto lifting inmediato
  • Antiedad: Disminuye la profundidad y el número de arrugas. Rejuvenece la piel devolviéndole la vitalidad y luminosidad perdida.

En cuanto a las máscaras en crema, tenemos disponibles cuatro tipos de mascarillas para la cara para potenciar 4 aspectos diferentes de la piel:

  • CVIT Revitalizante:Mascarilla específica para pieles apagadas, cansadas o sin brillo. Su principal activo, la vitamina C, aporta un potente efecto antioxidante a la piel.
  • Salises Seborreguladora: Específica para pieles grasas o con tendencia acneica. Regula la secreción de sebo de la piel y controla los brotes de acné.
  • Reafirmante Daeses: Si lo que buscas es potenciar la firmeza de tu piel la mascarilla de Daeses, con su acción reafirmante, te ayudará a conseguir tu objetivo. Está formulada con DMAE liposomado (un nutriente natural que tensa los músculos responsables de darle firmeza a la piel), extracto de camomila y ácido láctico.
  • Regeneradora Rosoil: Perfecta para después de un tratamiento químico o cirugía agresiva. La mascarilla regeneradora de Rosoil, gracias a su formulación con rosa de mosqueta, aceite de onagra y aceite de semillas de Meadowfoam, es perfecta para cualquier tipo de piel.

Como hemos visto, las mascarillas para la cara pueden ser un aliado perfecto para lucir, por fin, una piel sana y resplandeciente. Son solo 20 minutos a la semana… ¿aceptas el reto?