• Elige tus productos
  • Págalos en la web
  • Tu pedido entre 24/48h
  • Envío gratis a partir de 25€ de compra
  • Atención al cliente +34 961 414 235
Swipe to the left

Cremas con ácido hialurónico, propiedades y beneficios

Cremas con ácido hialurónico, propiedades y beneficios
9 de noviembre de 2017 0 comentarios

La limpieza, la hidratación y la protección solar ocupan el podio de los cuidados de la piel. Ninguna rutina de belleza puede obviar estos pasos imprescindibles para tener una piel sana y cuidada.

En este artículo queremos ocuparnos de la hidratación. Iremos al grano: para lograr una piel perfectamente hidratada no hay nada mejor que elegir cremas con ácido hialurónico.

Pero antes de sumergirnos en las cremas con ácido hialurónico es importante saber: ¿qué es el ácido hialurónico? Es un componente natural de la piel capaz de retener y absorber hasta 1.000 veces su peso en agua. Es un carbohidrato sintetizado por el organismo de forma natural. Lo encontramos en las células de la piel y en los cartílagos. Una persona de unos 70 kilogramos de peso puede contener 15 gramos de ácido hialurónico. De esta cantidad, un tercio se degrada y sintetiza cada día.

Además de atraer y retener agua, es humectante de la piel, lubricante de las articulaciones, regenerador de colágeno y antibacteriano.

Con el paso del tiempo, a medida que envejecemos, esta producción natural de hialurónico disminuye. A partir de cierta edad, entre los 25 y 30 años, el ácido hialurónico natural empieza a disminuir. A los 60 sólo conservamos el 10%.

Las consecuencias visibles de este proceso son la aparición de arrugas y una pérdida de firmeza y de luminosidad de la piel. De ahí la importancia de recurrir a un aporte extra para suplir su carencia y frenar el paso del tiempo como son las cremas con ácido hialurónico.


El ácido hialurónico en cosmética


El ácido hialurónico es biocompatible, ya que está presente en nuestro cuerpo, y asimilable; no causa ninguna complicación. Su uso en cosmética se conoce desde 1996.

Empezó a emplearse en implantes para recuperar volumen en determinadas zonas del rostro. Posteriormente, cuando se demostró su capacidad hidratante en la dermis y de estimulación de la creación de colágeno nuevo, pasó a incorporarse a productos cosméticos en forma de cremas con ácido hialurónico.

Normalmente, los tratamientos estéticos recurren al ácido hialurónico para aumentar volumen, reducir surcos y arrugas, difuminar líneas de expresión y dotar a la piel de un aspecto más terso y suave.

El problema con el que se ha encontrado tradicionalmente la industria cosmética es el gran tamaño de sus moléculas, lo cual les impide atravesar la capa más superficial de la piel. Si buscamos una hidratación superficial, no hay ningún problema, las cremas con ácido hialurónico son una magnífica opción. No obstante, si queremos un tratamiento hidratante en profundidad, tenemos que buscar una solución. Por este motivo se recurre habitualmente a molestas inyecciones que depositan estas moléculas en su diana de acción. Hasta ahora.


Cremas con ácido hialurónico


Hidratación multicapa


El ácido hialurónico de bajo peso molecular es uno de los últimos avances en cosmética. ‘Bajo peso molecular’ es sinónimo de un tamaño pequeño de molécula. Es decir, por su tamaño minúsculo puede atravesar la capa más superficial de la piel, algo que hace unos años era inconcebible. En Sesderma, gracias a la nanotecnología, conseguimos que este activo encapsulado en liposomas penetre en profundidad y actúe en lugares donde antes era impensable. Se complementa perfectamente con las moléculas de alto peso molecular. Éstas, al tener un tamaño mayor, se quedan en la superficie de la piel donde crean una película hidratante y un efecto flash inmediato.

De esta manera, las cremas con ácido hialurónico que contengan varios tamaños de molécula, tanto de muy bajo, bajo y alto peso molecular, logrará hidratar la piel tanto en su superficie como en profundidad. Hablamos de una hidratación multicapa. Es el caso de Hidraderm Hyal.

Pero además de hidratar, las cremas con ácido hialurónico liposomado mejoran el aspecto superficial de la piel e incrementan su elasticidad y firmeza.

Otra de sus ventajas es que aportan volumen en la dermis produciendo un efecto “relleno” que suaviza las arrugas y las líneas de expresión.

En la superficie, además, las moléculas de alto peso molecular (las de mayor tamaño) forman una película hidratante y protectora.

Las cremas con ácido hialurónico están recomendadas para todo tipo de pieles, incluso pieles sensibles, y especialmente las pieles deshidratadas.


Cremas con ácido hialurónico sesderma


Rutina hidratante


Un buen protocolo de belleza hidratante debe incluir los siguientes productos:

  • Exfoliante. Una vez a la semana exfoliaremos el rostro. Además de eliminar impurezas, facilitaremos que los activos del resto de productos incluidos en el protocolo penetren mejor en la piel.
  • Limpiador. La limpieza diaria, mañana y noche, es uno de los principales pasos de cualquier rutina de belleza. La mejor opción es elegir un limpiador liposomal (a base de liposomas) que nos asegura una limpieza en profundidad.
  • Hidratante. En función de cómo sea nuestra piel (seca, mixta o grasa) elegiremos unas cremas con ácido hialurónico u otras teniendo en cuenta su textura adecuada. Para pieles grasas elegiremos texturas más ligeras, como serums o mist. Para pieles secas, las cremas son perfectas.
  • Protector solar. Otro de los ‘must’ de nuestro protocolo de belleza. Un buen protector solar debe no solo frenar el daño que el sol causa en nuestra piel sino también reparar ese daño. Es el caso de Repaskin, la primera línea fotorreparadora.

Ya conoces qué son las cremas con ácido hialurónico y cómo te beneficiarán en tu hidratación. Ahora no dudes en aplicar todos los consejos que te hemos contado.