• Elige tus productos
  • Págalos en la web
  • Tu pedido entre 24/48h
  • Envío gratis a partir de 25€ de compra
  • Atención al cliente +34 961 414 235
Swipe to the left

​Cómo hacer una limpieza facial para sacarle todo el partido a tu piel

​Cómo hacer una limpieza facial para sacarle todo el partido a tu piel
13 de septiembre de 2018 0 comentarios

El mundo de la limpieza facial está revolucionado y en constante cambio. La cultura coreana, que nos lleva años de ventaja en el cuidado de la piel, está sembrando precedentes en el uso de nuevas técnicas y productos que poco a poco están entrando en nuestras casas. ¿Quieres saber cómo hacer una limpieza facial y qué productos no deben faltar en tu neceser para tener una piel radiante? ¡Te lo contamos!


¿Por qué debemos hacer una limpieza facial?


Como hacer una limpieza facial adecuada no hay nada si queremos lucir nuestra piel fantástica. No hay más secreto para lucir una piel libre de imperfecciones que llevar una rutina de limpieza religiosamente cuidada. Sabemos que da pereza, sí. Pero la limpieza es esencial para olvidarnos de los puntos negros, las espinillas y la piel apagada, así como ayuda en gran manera a retrasar la aparición de los primeros signos de la edad.

¿Cómo hacer una limpieza facial? La limpieza facial debe hacerse 2 veces al día, por la mañana al levantarnos y por la noche antes de acostarnos, y debe hacerse con productos de calidad y adaptados a nuestro tipo de piel. La limpieza facial por la mañana tiene como objetivo eliminar los restos de las cremas nocturnas y limpiar la piel del exceso de sebo que se produce por la noche; mientras que la función de la limpieza nocturna reside más en retirar los restos de maquillaje y suciedad que se quedan en la piel a lo largo de todo el día.


Cómo hacer una limpieza facial paso a paso:


La limpieza facial que vamos a recomendar es una limpieza en profundidad que incluye un peeling y una mascarilla, por lo que no debe hacerse más de una vez por semana.

Para realizar correctamente una limpieza facial correctamente primero tenemos que quitar los restos de suciedad de nuestra piel con un producto desmaquillante, que puede ser en aceite, agua micelar o leche. Nuestra recomendación es que huyas de las toallitas desmaquillantes, aunque son una buena opción para días concretos, en la limpieza diaria se deben utilizar productos que limpien la piel en profundidad.

Si necesitas saber cómo hacer una limpieza facial efectiva, será imprescindible que puedas utilizar algodones, o cualquier otro accesorio de limpieza que utilices regularmente. Pásalo por todo el rostro, y no te olvides del cuello y el escote.

Cuando ya tenemos la piel limpia es la hora de exfoliarla. Para exfoliar tu piel te recomendamos Abradermol, uno de nuestros productos más vendidos y queridos. Esta crema de microdermoabrasión está formulada con microcristales que eliminan todas las impurezas y células muertas y dejan la piel increíblemente suave. A la hora de adquirir una crema exfoliante debes atender al tamaño del grano: cuanto más grande más abrasivo.

Durante la exfoliación debes incidir en las zonas más conflictivas como la frente, el mentón, o las mejillas, siempre realizando un masaje suave y sin ejercer mucha presión para no dañar la piel. A continuación, retira bien el producto con agua fría para cerrar el poro y sécate la cara con una toalla sin frotar, sino dando pequeños toques. Este paso es fundamental si buscas cómo hacer una limpieza facial efectiva.

Ya con la piel limpia, debemos pasar a limpiar los puntos negros. Para ello, lo mejor es dilatar el poro previamente con vapor de agua para que la extracción sea más sencilla.



Cómo hacer una limpieza facial para eliminar los puntos negros:


  1. Calienta agua en una olla y cuando entre en ebullición sácala del fuego
  2. Pon tu cara a una distancia prudencial para no quemarte y tapate con una toalla, creando una especie de cueva, para no perder el efecto del vapor.
  3. Puedes permanecer allí unos 5 o 10 minutos para que el poro se abra bien.

Seca tu cara con una toalla dando ligeros toques y procede a la extracción de los poros y puntos negros. Para ello, ayúdate de algún trozo de papel o algodón para que tus dedos no se resbalen y sea más sencillo. Ten precaución y si algún granito o punto negro no sale, no insistas o puedes dañar tu piel.

Una vez que tenemos la piel totalmente limpia de suciedad, podemos proceder a aplicar una mascarilla hidratante, revitalizante o calmante para neutralizar las rojeces y conseguir una mayor sensación de bienestar. Mantén la mascarilla durante 20 minutos y retírala con abundante agua.

Por último, comienza con tu rutina hidratante habitual: tónico para cerrar los poros, tres o cuatro gotas del serum que normalmente utilices e hidrata con tu crema hidratante. Sencillo, ¿no? Cómo hacer una limpieza facial está al alcance de todos.


Trucos y consejos para ser un experto en cómo hacer una limpieza facial


Existen trucos y consejos para una correcta limpieza facial que mejorarán el aspecto de tu piel al instante. Aprende cómo hacer una limpieza facial con estos trucos, ¡apunta!

Limpieza doble: Uno de los trucos de las coreanas es limpiar el rostro con dos limpiadores, uno en aceite para y otro en solución acuosa, para obtener los beneficios de ambos y dejar la piel completamente limpia.

No olvides el tónico: Antiguamente el tónico era un productos indispensable, pero cada vez más nos sentimos abrumadas por los productos todo-en-uno que limpian, tonifican, desmaquillan (y un largo etcétera). Los tónicos son esenciales para que la piel quede limpia de verdad, además la equilibran y cierran el poro, tres aspectos esenciales para una piel bonita y luminosa.

Limpieza matutina: Ya a pocas se nos olvida limpiar nuestra piel por la noche para quitarnos los restos de maquillaje, pero, ¿y por la mañana? Si limpias tu piel también por la mañana eliminarás los restos de las cremas nocturnas y limpiarás la piel del exceso de sebo que se produce por la noche.

Di sí al cuello y el escote: La piel de esta zona es frágil y sensible, por eso no deberíamos olvidarla dentro de la rutina de limpieza.

Exfolia tu rostro una vez a la semana: Tan importante es limpiar el rostro diariamente como exfoliarlo semanalmente. Con la exfoliación eliminamos las células muertas de la piel, limpiamos en profundidad los poros evitando su obstrucción y le damos un aspecto renovado, más suave y luminoso.


Cómo hacer una limpieza facial con Sesderma:


Sesderma cuenta con una amplia gama de limpiadores faciales adaptados a todo tipo de piel y necesidades. Desde jabones sin detergentes, hasta aguas liposomales, pasando por un tónico de agua de rosas que enamorará a tu piel… ¡Te los descubrimos!

Hidraven Crema Espumosa sin Jabón: Un limpiador todoterreno apto para todo tipo de piel y formulado con camomila, avena, mimosa y aloe.

Salises Crema Espumosa sin Jabón: Si tienes la piel con tendencia acneica este es tu limpiador. Desincrusta la grasa y limpia los poros.

Sensyses: Si eres de las que prefiere los limpiadores con fórmulas acuosas, Sensyses es tu mejor opción. Su formulación con Nanotecnología limpia, repara y equilibra la piel en profundidad eliminando restos de suciedad y maquillaje en una sola pasada. Existe un Sensyses para cada necesidad de la piel.

Hidraven Toallitas Desmaquillantes: Si llevas un ritmo de vida frenético y sigues siendo fiel a las toallitas desmaquillantes, puedes optar por nuestras toallitas de Hidraven. Están formuladas con aloe vera, avena y mimosa para una limpieza profunda con tolerancia máxima.

Hidraderm Agua de Rosas: Loción tonificante a base de avena y extracto de rosas que suaviza, descongestiona y limpia las pieles más sensibles e intolerantes.

Ya sabes cómo hacer una limpieza facial. ¡No esperes más a poner en práctica todos estos consejos y disfruta de una piel suave y luminosa desde ya!