• Elige tus productos
  • Págalos en la web
  • Tu pedido entre 24/48h
  • Envío gratis a partir de 25€ de compra
  • Atención al cliente +34 961 414 235
Swipe to the left

Beneficios de la vitamina C para la piel

Beneficios de la vitamina C para la piel
26 de diciembre de 2017 0 comentarios

La vitamina C es una de esas sustancias imprescindibles para nuestro cuerpo. Tomarla tanto de forma tópica como de forma oral nos protege de enfermedades, mejora el aspecto de nuestra piel y previene el fotoenvejecimiento. Y es que los beneficios de la vitamina C para la piel son múltiples.

La potente acción antioxidante de la vitamina C bloquea la acción de las radicales libres, causantes del envejecimiento prematura de la piel. Es cierto que la piel envejece de forma inevitable y progresiva, pero hay factores externos que pueden acelerar ese proceso, como es el caso de la exposición solar. De hecho, se estima que entre el 80% y el 90% del envejecimiento cutáneo se debe al desgaste que la luz solar produce sobre la piel.

Pero la vitamina C no solo se encarga de bloquear los RL, sino que tiene muchísimos beneficios para la piel. ¿Preparado para conocer todos los beneficios de la vitamina C para la piel?


Beneficios de la vitamina C para la piel:


Gracias a su acción antioxidante, la vitamina C es una excelente opción para cualquier rutina de belleza. A través de serums o cremas con vitamina C aportamos a la piel antioxidantes, vitaminas y protección frente a los radicales libres, por lo que obtenemos una piel llena de energía y luminosidad.

Además de su acción antioxidante, la vitamina C para la piel también tiene un efecto despigmentante. Es por ello que los productos cosméticos que incluyen entre sus activos esta vitamina son recomendados como coadyuvantes en el tratamiento del melasma y las hiperpigmentaciones, ya que unifican el tono de la piel, reducen las marcas oscuras y las manchas, y aportan luminosidad, disimulando las marcas más claras.

Por otro lado, la vitamina C también es reafirmante. Tiene la capacidad de aumentar la síntesis de colágeno, estimulando las fibras que participan en su síntesis, obteniendo una piel más elástica y, por consiguiente, más joven por más tiempo.

La vitamina C también es coadyuvante en el tratamiento del acné y la rosácea.

También te puede interesar: Cómo eliminar el acné


Cosas a tener en cuenta al usar cosméticos con vitamina C para la piel


La vitamina C actúa como escudo contra las agresiones externas. Su acción antioxidante, antiinflamatoria, anti enrojecimiento, antialérgica y reafirmante hace que el mejor momento del día para usarlo será por la mañana.

Muchas personas se preguntan cómo usar la vitamina C para la piel cuando van a exponerse al sol. La vitamina C no es fotosensible, por lo que tu piel no corre peligro de mancharse. Hay que tener en cuenta que cuanto más exponemos la piel al sol más vitamina C necesitamos, por lo que incluso en verano se recomienda el uso de cosméticos con vitamina C para la piel. ¿Cómo usarlo? Antes del protector solar y después de la exposición solar.

Por último, hay que tomar una precaución cuando se consume cosmética con vitamina C. Existen productos, como las ampollas de C-VIT, formulados con vitamina C pura (no estabilizada) para potenciar sus efectos. Cuando la vitamina C es pura corremos el riesgo de que reaccione con el oxígeno y se oxide, pudiendo manchar la piel. Por ello, al usar nuestras ampollas de C-VIT y otros cosméticos similares, se deberá tomar la precaución de abrir la ampolla en el momento justo de su aplicación. Si no utilizamos la ampolla entera podemos guardarla, como mucho, un día y deberemos taparla y conservarla bien para evitar su contacto con el ambiente.


Falsos mitos de la vitamina C para la piel


El primer y principal mito sobre la vitamina C es que es fotosensible y cada año, con la llegada del verano, el debate se reabre. Actualmente la vitamina C para la piel que se usa en cosmética está estabilizada, esto quiere decir que no reacciona ni con la luz ni con el oxígeno, por lo que es completamente seguro utilizara incluso en los meses de verano. De hecho, no solo no es peligroso, sino que es recomendable aplicar en la piel cremas con vitamina C después de la exposición solar para reparar el posible daño que hayamos causado a la piel. Además, gracias a su acción despigmentante, ayudará a prevenir futuras pigmentaciones y unificará el tono de la piel.

Al respecto, nuestra línea C-VIT es ideal para usarla durante todo el año tanto para las pieles más jóvenes que buscan revitalizar su piel y luchar contra los factores externos, como para las pieles más maduras que buscan potenciar el colágeno de su piel.

Otro mito que circula alrededor de la vitamina C para la piel es que ensucia nuestra dermis, obstruyendo los poros, pero con una limpieza del rostro adecuada esto no tiene por qué pasar. Utiliza tu desmaquillante habitual por la mañana y por la noche quitando los restos de maquillaje y suciedad, y exfolia tu piel con Abradermol una vez a la semana para limpiar los poros en profundidad. De esta forma tu piel quedará libre de sustancias cosméticas y podrá respirar.

En definitiva, la vitamina C es un activo indispensable en cualquier rutina, tanto para potenciar la luminosidad, como antiedad, anti acné, anti rojeces o anti manchas, ¿a qué esperas para añadirla en tu rutina? Apuesta por la vitamina C para la piel.