• Elige tus productos
  • Págalos en la web
  • Tu pedido entre 24/48h
  • Envío gratis a partir de 25€ de compra
  • Atención al cliente +34 961 414 235
Swipe to the left

Amor a flor de piel

Amor a flor de piel
1 de febrero de 2018 0 comentarios

Brinda por tu amor y por tu piel también! ¿Sabías que el vino posee múltiples propiedades para tu piel? El vino, además de poseer muchas connotaciones sociales y culturales positivas como amor y celebración, también ofrece múltiples beneficios para nuestro organismo y por tanto, para nuestra piel.

La uva tinta posee un componente vegetal llamado resveratrol que proviene de la familia de los polifenoles. Se ha demostrado que el resveratrol ayuda a proteger nuestro cuerpo de problemas como:

- Las enfermedades del corazón, ya que previene el colesterol e impide que las plaquetas formen coágulos que pueden provocar un ataque al corazón.

- El cáncer porque disminuye la producción de células cancerosas.

- El Alzheimer debido a que protege las células nerviosas.

- La diabetes porque ayuda a prevenir la resistencia a la insulina.

El resveratrol es producido por la uva tinta para protegerse de los agentes externos debido a sus acciones antioxidantes. Si lo aplicamos a nuestra piel, conseguiremos protegerla de los radicales libres como lo hace este fruto. A continuación enumeramos los beneficios que aporta este componente a nuestra piel:

- Posee una función antibiótica.

- Su poder antioxidante neutraliza los radicales libres evitando que causen daños a nuestra piel.

- Protege el ADN, por lo que retrasa el envejecimiento celular, y evita así la aparición prematura de arrugas.

- Propiedades antiinflamatorias.

- Evita la aparición de manchas en la piel ya que disminuye la producción de melanina.

- Consigue mantener la membrana celular en buen estado, por la alta protección del estrés oxidativo.

En el mercado existen múltiples productos, además del vino y la uva tinta, que pueden aportar resveratrol a nuestro organismo. Los encontraremos en diferentes formatos como bebibles, cápsulas o cremas hidratantes. Recordaros que nuestra piel es la última en recibir lo que nuestro cuerpo ingiere, por tanto, no está demás aportar resveratrol a nuestro organismo tanto por dentro como por fuera, de ahí nuestro consejo de utilizar cremas que en su composición contengan resveratrol.

Ahora cuando os toméis una copita de vino, brindaréis por vuestra salud también. ¡Chinchín!